BLOG / De cuando tu copa menstrual resultó ser pirata

 

                                             Dedicado a todas las compañeras que están en busqueda. 

 

¿Qué tal va creciendo la Luna? Desde ixchelandia que está refresca, les mando este frescor y olor a nardos para que todas sus semillas se pongan fuertes y crezcan como sanas ideas, sueños y convicciones.

Desde hace unos días quería hacerles estas letras para comunicarles una situación que cada vez es más recurrente en el correo o inbox ixcheleano, se trata de la copa menstrual. A diario nos escriben mujeres de todo el mundo para pedirnos información sobre qué es, cómo se usa, de qué va la cosa, y la verdad es que a nosotras nos encanta compartirles el ABC sobre las alternativas menstruales, creemos totalmente que un pequeño cambio puede conducirte a otros cambios, a otros mundos, y definitivamente, la copa menstrual es un artefacto que te garantiza una aventura deconstrucción, aprendizaje y resignificación.

Bueno, la cosa es que también ha crecido el número de compañeras que nos escriben para compartirnos sus malas experiencias con la copa, las leemos, las asesoramos e intentamos animarlas a escuchar su cuerpo y darse una nueva oportunidad. Pero hay casos, muchos casos  que nos comparten a diario  con respecto a copas menstruales defectuosas y la desagradable experiencia que pone en riesgo la salud de las usuarias. Hemos recibido tantos testimonios que al día de hoy nos es posible identificar varios patrones y escenarios en los que se sitúan estas experiencias. Lo hemos comentado con más compañeras dedicadas al activismo menstrual y de verdad que consideramos necesario hablar de esto. Así que, decidimos compartirles algunos datos que hemos ido registrando en el transcurso de los últimos 8 meses, estos datos nos fueron compartimos por 25 usuarias.

Por lo regular todo comienza con la pregunta:

¿Es normal que mi copa tenga estas características

1. Porosa

2. Está cuarteada

3. Se rompió fácil

4. Se hizo verde

5. Se le hizo una grieta y le quedó tejido endometrial dentro de esa grieta

Como protocolo, nosotras preguntamos:

¿Qué marca es es tu copa menstrual? 

  1. No me acuerdo, creo que no decía.
  2. No decía, venia en una bolsita de celofán con una bolsa de tela.
  3. Me la regalaron, no venía en caja.
  4. Creo que es…. (nos han mencionado marcas que ni nosotras sabíamos que existían, pero todas lucen igual, sólo cambia el color de la bolsa en la que vienen empacadas)

¿Hace cuánto tiempo que la estás utilizando? 

  1. 3 periodos
  2. 5 periodos
  3. 2 periodos
  4. Cerca de un año

 ¿Dónde la conseguiste?  

  1. Mercado libre
  2. Venta por internet
  3. Grupo de WhatsApp
  4. Me la regalaron

¿Cuánto te costó? 

  1. $100 pesos
  2. $200 pesos
  3. $250 pesos
  4. Compramos entre varias un paquete de 24 copas x $1800 pesos

¿En el empaque o en el instructivo se especifica de qué material está hecha? 

  1. No dice, no tiene instructivo
  2. Está en otro idioma
  3. Silicon quirúrgico (No indica certificados)

De estos 25 testimonios, sólo 8 casos nos compartieron efectos adversos en su cuerpo como:

  1. Irritación en introito vaginal
  2. Inflamación vaginal y en bajo vientre
  3. Mal olor del flujo menstrual una vez recolectado con la copa

 

Las compañeras siempre nos preguntan ¿Qué sigue? ¿Qué puedo hacer? Nosotras les abrazamos aunque sea a la distancia, y les recomendamos que dejan de utilizarla, que si tienen la posibilidad dialoguen con la persona o grupo de personas que les vendieron la copa, pues definitivamente deben ser advertidas de que el producto que están acercando a tantas mujeres no es seguro, no es de calidad y de plano no es de silicon quirúrgico. Y claro, que compartan su experiencia con más mujeres, procuremos cuidarnos unas a otras.

En los últimos 3 años, el mercado de copas menstruales en nuestro país ha dado un salto cuántico hacia la diversidad de marcas, materiales, formas y colores. Por desgracia, muchas de estas marcas no son confiables, se ofertan a muy bajo costo en redes de mercadeo que no ofrecen asesoría y acompañamiento a las usuarias, tal cual, esto se ha convertido en un mercado negro.

¿Qué hacemos compañeras? ¿Cómo nos cuidamos? ¿Cómo entenderemos que cuando se trata de un producto para tu vagina “lo más barato” simplemente no puede ser una opción? Muchas de las compañeras que nos solicitan recomendaciones, nos piden que les recomendemos la más barata, pues van a “probar,  y si les gusta, luego invierten en una de mejor calidad”, nosotras sonreímos, les explicamos que es muy arriesgado el querer aplicar el método prueba y error en la vagina, que aunque compren la copa más cara del planeta, su inversión habrá sido recuperada en un año, y que en los próximos 7 o 10 años estarás ahorrando miles de pesos, estarás experimentando menstruaciones saludables e higiénicas.

Actualmente existen muy buenas copas menstruales circulando en nuestro país, buenos y bellos proyectos de calidad; también existen blogs dedicados la realización de reseñas sobre distintas marcas, vale la pena darnos un tiempo para investigar, preguntar y preguntar hasta que todo nos quede bien claro. Y si te encuentras con una mujer que además de venderte la copa te ofrece asesorarte y acompañarte en tus primeros ciclos de experimentación, siéntete segura, siéntete bienvenida, somos una manada de mujeres en todo México que dedicamos mucha de nuestra energía para que todas podamos construir nuestro propio Bienmenstruar.

¿Te ha pasado? ¿Conoces a alguien a quien sí? ¿Te gustaría compartirnos tu experiencia para continuar nuestro registro?

Con cariño,

)O( Nadia )O(