BLOG / Decreto verdad, sin miedo al misterio

Soy portadora de un útero donde se mueve la vida y la muerte. Soy mujer menstruante, cíclica que encontré un curioso post en el internet. “El Significado de “Estar en su luna” donde se explican cultos, rituales, mitos y testimonios de diversas tribus americanas así como medidas estrictas, violentas y excluyentes frente a la menstruación.

Ante la confusión que me brotó, decidí compartir mi crisis en el círculo de contención de mujeres que mas confianza tengo, donde la pregunta más pendeja puede hacerse la más enriquecedora conversa para una tarde de sábado por whatsapp.

Imagen: Palomailustrada

Mi pre-ocupación nació de visualizar estos textos como las únicas fuentes que lleguen a manos-corazón de mujeres que están abriéndose a explorar su cuerpo, reconocer su poder y vivir su espiritualidad de la manera mas estrecha con el misterio; estén o no menstruando. Por eso después de un álgido compartir de mensajes de texto con esas bellas inspiratrices quiero compartir lo siguiente:

Recapitulando
Hace años era una tirana con mi Yoni. Hasta imaginaba callarle su libre expresión de vida interrumpiendo su sangrado porque la sociedad decía “saber” que yo era un monstruo, asesina, ladrona de poderes, creadora de problemas, aliada del caos por tener el misterio de la vida manifestándose cada vez que sangraba.

Tiempo y entendimiento pasó, pero lo que quiero resaltar es que desde la primera vez que miré, toqué y exploré mi vulva (la puerta a ese misterio) afirmé que conocer-me me daba poder. Poder para que desde mi propia curiosidad, investigación y decisión generara sabiduría pero ¿Qué pasa si nos dicen “No es necesario experimentar, preguntar, conocer porque todo el mundo lo sabe, desde siempre”? como señala este post y como la autora lo creyó.

Pero entonces ¿qué verdad tiene que (a veces si y a veces no) una mujer en luna puede “afectar” momentos históricos, situaciones intimas o convocatorias espirituales?
La respuesta es: PORQUE SE DECRETA.
Porque así lo quieren manifestar, porque así quieren que suceda, porque la sangre no es la asesina, son los decretos, el señalamiento, el prejuicio humano.

¿Se entiende porqué la única verdad que se ha manifestado siempre, es la vida y la muerte hecha sangre? ¿se ha comprobado que el caos, los demonios, las muertes, son causadas por la sangre menstrual de una mujer?

Soy yo la verdad
Sé que tengo un poder, sé que el mundo lo sabe, pero también sé que el miedo-enojo que me tenía a mi misma por sangrar, es el miedo-enojo que tiene el mundo a la mujer por custodiar el misterio de la vida en su interior… Sin embargo, la única verdad que no ha dejado de gritar, la que se manifiesta libremente es la menstruación. Por eso, mi Yoni es la revolucionaria mas autentica dentro de mi cuerpo. Aun con miedos y frustraciones de su misma emancipadora, ella siguió expresándose libremente aun estigmatizada por la sociedad.

Mi sangre es poder, pero no es chupadora de talentos espirituales. Tampoco es asesina de esposos, ni de serpientes, ni amiga de la derrota o de hombres enfermos. Mi sangre es poder por eso es un compromiso conocerme para así, no usar mi propio poder en mi contra y sin darme cuenta.

Al comenzar a escuchar-me por dentro me reconcilié con Yoni. Cada vez más confiada me muestra su potencialidad, su magia, su encanto. Lo mas hermoso es que tenemos oportunidad de vivirnos y re-vivirnos en cada una de las fases del ciclo y principalmente cuando renazco de la muerte del endometrio, del debilitamiento del cuerpo lúteo, del cese de la progesterona, del ovocito descendiendo… de todo esto hecho sangre.

Esta es la verdad. No porque me dijeron sino porque la sangro, y esta verdad también se observa en la alquimia de la pre ovulación, en las aguas de la fase ovulatoria, en el desapego de la premenstrual.

¿te has observado –por ejemplo- estar en estos momentos históricos, sociales o espirituales en tu fase ovulatoria? ¿qué sientes, que sucede, que se mueve?

Concluyo invitándonos a observar no solo cuando el vientre se inflama y la sangre se asoma, sino cada fase del ciclo en nuestro útero porque su poder genera muchas matices y por ende muchas puertas al misterio.

Al finy al cabo, el miedo al misterio ya no es tan fuerte “como siempre”.

Yoni: El término sánscrito ioni significa ‘útero’, ‘vagina’, ‘vulva’ o ‘vientre’. En letra devanagari del idioma sánscrito se escribe योिन

Texto: Karenina Casarín