Preguntas / Respuestas

¿Qué es la copa menstrual?

La copa menstrual es conocida por nombres como “copa de luna” o “la copita” entre otros. Es la opción más novedosa en contenedores menstruales en el mercado y cada día es más solicitada por las mujeres que saben decidir qué es lo mejor para ellas.

¿CÓMO FUNCIONAN LAS COPAS MENSTRUALES?

“La copa menstrual es un recipiente que se inserta en la vagina durante la menstruación para depositar el flujo menstrual. A diferencia de los tampones, que también se usan internamente, la copa menstrual no absorbe la sangre; ésta queda contenida en el interior de la copa hasta que se extrae de la vagina y se desecha el líquido” (Definición tomada de Wikipedia.)
Hoy en día existen más de 20 marcas en el mercado, nosotras te ofrecemos en nuestra tienda las que se comercializan en México, Reino Unido y España.

LAS COPAS MENSTRUALES EN GENERAL CUMPLEN CON ESTAS CARACTERÍSITCIAS:

1. Están hechas de materiales suaves, flexibles y lo más importante: de grado médico o quirúrgico. Esto quiere decir que ese material ha pasado diversos procesos de purificación hasta lograr el permiso de FDA (Food and Drugs administration) para permanecer implantados en el cuerpo durante varias horas o días. Estos materiales pueden ser: silicón o termoplástico.
2. Son cómodas y prácticas. No se siente su presencia si están bien acomodadas.
3. Son esterilizables. Al hervirlas en agua potable por 3 minutos quedan esterilizadas, lo cual las hace muy higiénicas y seguras.
4. Son reusables. Si, pueden reusarse hasta por 10 años si se les cuida bien (aunque nosotras recomendamos que sea por un máximo de 5 años). Simplemente las vacías, lavas y vuelves a usar.
5. Son ecológicas y económicas. Al no deshecharse ahorran cientos de toneladas de basura (lee este artículo para aprender más), además de que no gastas cada mes en toallas o tampones.

¡No la puedo sacar!

Primero tranquila, la copa no se irá a ningún lugar. La retirada es igual que como se indica en el instructivo. Aunque esté en el fondo el proceso es el mismo: puja hacia afuera como si fueras a orinar, mientras haces esto, jala el apéndice de tu copa hacia afuera hasta que lo puedas alcanzar cómodamente y sostenlo en tus dedos, súbe los dedos un poco y sujeta la copa por la base, presionando. Luego ladea la copa lo más que puedas sujetándola de la base de manera que se rompa el sello al vacío y listo, sácala.

¿LA BOLITA O PALITO DEBE QUEDAR TOTALMENTE ADENTRO?

Lo ideal es que quede ligeramente dentro de los labios vaginales, sin empujar la copa hasta el fondo, para evitar que al sentarte o rozar con el puente de la ropa interior se mueva y te incomode o pellizque al doblarse pues los labios vulvares son de las áreas más sensibles de nuestro cuerpo.

¿Puedo cortar la bolita o palito?

Algunas mujeres prefieren cortar la bolita de la copa para que sea más cómoda, si este es tu deseo, puedes cortarla, pero recomendamos que lo hagas cuando ya sepas extraer la copa sin dificultad.

¿Puedo utilizarla al final de mi periodo?

Si, simplemente deberás lubricarla bien con agua para que se deslice fácilmente. A algunas mujeres prefieren usar pantiprotectores o toallas delgadas los últimos días de su menstruación para permitir que la energía que sale de nuestro cuerpo durante la menstruación pueda fluir hacia afuera más fácilmente.

¿No tendré derrames o fugas?

Normalmente no sucede ningún derrame. En caso de que tu flujo sea muy abundante y no hayas podido cambiarte a tiempo podrás sentir cuando la copa está llena al máximo, puedes estar tranquila pues el líquido no se derrama sin embargo podrás ver algunas manchitas en tu ropa interior. En cuanto puedas hacer el cambio se cuidadosa al retirar la copa porque puede derramarse.

¿Por qué a veces me mancho?

Algunas veces al poner la copa la insertamos muy arriba, esto hace que la copa se deforme y básicamente pierde el contacto con las paredes vaginales por lo tanto el sello también se rompe. Por ello, el fluido puede salir resbalando por las paredes vaginales.

¿A partir de qué edad puedo usarla?

Lo ideal sería a partir de los 14 años, la talla mediana. Sólo debes ser muy cuidadosa al insertarla y extraerla.

¿Puedo usarla si soy virgen?

Si no has tenido relaciones sexuales con penetración vaginal, puedes utilizar la copa menstrual. Lo único que debes considerar es que la inserción y extracción deben hacerse con mucho cuidado para evitar la ruptura del himen.

¿Puedo usarla si tengo un DIU?

Si puedes usarla, sin embargo tienes que ser extremadamente cuidadosa al retirarla. Si la retiras sin romper el vacío puedes hacer que el DIU se desacomode o incluso que salga. Te recomendamos comentarlo con tu médico antes de utlilizarla.

¿Puedo tener relaciones sexuales con ella?

No es recomendado pues además de ser incómodo puede lastimarte.

¿Puedo usarla para contener el sangrado post-parto?

Después de un parto natural la vagina queda muy sensible además de que la musculatura está distendida, la copa en ese momento no es recomendable pues no cumplirá su función correctamente además de resultar incómoda y dolorosa los primeros días posteriores al parto. Puedes comenzar a usarla en cuanto ya no sientas dolor en la zona genital. Cuando se trata del parto por cesárea es más factible su uso ya que la musculatura vaginal no se ve afectada por el nacimiento y la copa puede cumplir su función correctamente.

¿Cómo la cuido y limpio?

Lávala con agua y sólo con jabón neutro, sin perfumes. Limpia los agujeritos con un palillo de madera o algo que no dañe los orificios. Al terminar tu ciclo esterilízala y guárdala en su bolisto. Al usarla de nuevo en tu siguiente periodo lávala bien de nuevo y listo.

¿Cómo la guardo?

Mantenla guardada en un lugar donde no puedan acceder tus mascotas (les atrae su olor) y los niños pequeños. Debe estar siempre ventilada. Evita guardarla en una envoltura plástica o donde no circule el aire (por eso tiene su bolsita de algodón).

¿Puedo limpiarla con aceites esenciales?

Evita lavarla con cualquier aceite esencial, jabón perfumado, agua oxigenada, vinagres o detergentes de cualquier tipo. Esto puede dañar el silicón y generar desprendimientos dañinos para tu salud. Si ya has hecho esto con tu copa observa cualquier daño que pudo haber sufrido o si tienes alguna irritación en la piel. Si este es el caso debes remplazarla

¿Cómo la esterilizo?

Puedes hervirla en agua durante 5 minutos. Asegúrate que el recipiente tenga agua suficiente para que la copa quede totalmente inmersa, de lo contrario la copa puede dañarse. Debe flotar para no tocar el fondo de la olla.

¿Cuándo la esterilizo?

Siempre que consideres que lo necesita. Tampoco debe hacerse diariamente, digamos que al terminar el ciclo debes esterilizarla para evitar que desarrolle olores o bacterias durante el almacenamiento. Y ya depende de ti si la vuelves a esterilizar antes (digamos que tu perro te la robó y sobrevivió al ataque) o durante tu ciclo… pero normalmente sólo se lava con jabón neutro y se hierve al final del ciclo.

¿Por qué mi copa se puso amarilla?

La decoloración de la copa a un tono amarillo es normal, esto se da por el contacto del material con el hierro de la sangre. De hecho, hay quienes en uno o dos usos la ven completamente coloreada, otras que no ven dicha coloración, esto dependerá de muchos factores.

¿Por qué mi copa guardó olores y cómo quitarlos?

La copa guarda olores si no la lavas y esterilizas al final de tu ciclo. Cuando termine tu menstraución hiérvela por 3 minutos y déjala guardada en un lugar ventilado de esta manera ya no guardará ningún olor. Si ya tiene algún olor puedes ponerla a remojar en un vaso con la mitad de agua y la otra mitad de agua oxigenada, luego dejarla ahí remojando durante 12 horas, de preferencia al sol.

¿Debo cambiar mi copa si se puso amarilla?

No hace falta que la cambies, Lunacup está garantizada como un producto seguro para tu salud por cinco años aunque tome un tono amarillo, lo que puedes hacer es un tratamiento para blanquearla un poco

¿Cómo puedo blanquearla?

No hace falta que la aclares, pero si prefieres hacerlo recomendamos que lo hagas cada tres meses, de lo contrario acortarás la vida útil de tu copa. Puedes ponerla a remojar en un vaso con la mitad de agua y la otra mitad de agua oxigenada, luego dejarla ahí remojando durante 12 horas, de preferencia al sol.

¿Cómo deshecho la sangre?

Qué hacer con la sangre depende mucho de dónde estás. Cuando estás en casa puedes hacer el lavado de la copa con agua en algún recipiente para luego verter la sangre en la tierra de alguna maceta, verás cómo tus plantas crecen de lo lindo. Si te ubicas en el campo también puedes limpiarla y vaciarla directamente en la tierra. En baños públicos tienes dos opciones, una es asegurarte que el agua del baño se va correctamente al drenaje y después vaciar ahí tu copa y limpiarla con alguna toallita húmeda o agua. También puedes llevar alguna botellita oscura donde la puedes contener y después vaciarla en el lavabo cuando nadie te vea (si no quieres que te vean) o en alguna maceta. Poco a poco irás aprendiendo cómo vaciarla discretamente.

¿Funcionan?

Funcionan efectivamente para mujeres con un flujo moderado y abundante. Contienen en su interior varias capas de tela de algodón para contener eficientemente el flujo menstrual durante 5 o 6 horas. Por su diseño anatómico puedes utilizarlas durante tus actividades diarias sin sentirte incómoda.

¿Tamaños?

Las dos marcas de Toallas de tela que encontrarás en nuestra tienda ofrecen los siguientes tamaños:

Pantiprotector: flujo leve, escaso. Contiene 6 capas de tela en su interior para absorber fluidos en poca cantidad. Simplemente se coloca la toalla sobre el puente de la ropa interior y se doblan las alitas hacia atrás abrochándolas.

Regular o diurna: flujo moderado, ofrecen absorbencia sin descuidar la ventilación.

Maxi o nocturna: Es un poco más larga que la regular y tiene más capas en su interior para absorber fluidos por 8 horas, que es lo que normalmente dormimos.

Postparto: Es la más larga de todas y sirve para sangrados muy abundantes como los posteriores al parto.

¿Cómo se usan?

Funcionan casi igual que cualquier toalla deshechable: son absorbentes y tienen alas para sujetarse al puente del calzón. La gran diferencia es, aparte de los elementos químicos que contienen unas u otras, que al hacer un cambio no se tiran, sino que se lavan y se secan, lo cual nos permite usarlas por mucho tiempo.

¿No me voy a manchar?

No te manchas siempre que hagas tus cambios a tiempo. Dependiendo de tu flujo, puedes usar estas compresas de tela entre 4 y 6 horas.

Tipo de toalla Flujo Horas de uso
Regular Moderado 5 a 6 hrs.
  Abundante 3 a 4 hrs.
Nocturna Moderado 7 hrs.
  Abundante 5 hrs.
Panti- protector Escaso 5 hrs.

¿Cuántas toallas necesito para un ciclo?

Flujo escaso
Lo ideal: 2 chicas y 2 regulares.
Básico: 2 regulares.
Flujo regular
Lo ideal: 1 chica, 3 regulares y 1 grande.
Básico: 3 regulares
Flujo abundante:
Lo ideal: 3 grandes, 3 regulares, 2 chicas.
Básico: 2 grandes, 2 chicas.
Estas cantidades dependen de la cantidad de veces que se utilizan las toallas y el tiempo que tardan en lavarse y secarse.

¿Cuánto duran?

En el caso de las toallas, la duración depende del cuidado que les des. Los materiales y costuras están pensadas para darles una vida óptima de un año, pero si las cuidas bien puedes tenerlas hasta por 2 años.

Tips para que te duren mucho:

Te recomendamos que antes del primer uso remojes las prendas en agua fría y luego las seques, de esta forma la tela será más absorbente cuando la uses por primera vez.
Puedes desinfectarlas cada tres meses remojándolas con unas gotas de aceite esencial de tea tree y agua.
No uses agua caliente pues el fluido menstrual se fija a los tejidos al hacer contacto con el calor.
No las dejes manchadas por mucho tiempo. Si no las puedes lavar inmediatamente después de usarlas, ponlas en remojo en agua o mantenlas húmedas, en cuanto te sea posible, para evitar que se percudan demasiado.

¿Tienen garantía?

Si, nuestra garantía cubre defectos de manufactura . Por el origen de esta prenda no podemos hacer cambios o devoluciones de dinero si no hay un defecto de fábrica. También te cambiamos la toalla si no te dura al menos 6 meses.

¿Son cómodas?

¡Claro! De hecho son mucho más cómodas que las toallas de plástico porque no te rozan, no huelen mal, son más suaves y bonitas, además su diseño es anatómico y fresco.
Muchas mujeres rechazan esta opción, más que por la comodidad o diseño de la prenda, por el hecho de lavarla y tener que lidiar con su sangre. Creemos que mucho del rechazo al lavado de estas prendas tiene sus orígenes en una concepción equivocada del proceso menstrual.

¿Se notan cuando las uso?

Las toallas de tela son del mismo tamaño que varias marcas de desechables. Normalmente no se notan, puedes usar pantalones o faldas sin problema. Cuando usas toallas grandes y ropa muy ajustada o corta, como mallas deportivas o minifaldas, pueden notarse las orillas de la toalla al igual que se notaría el resorte de la pantaleta.

¿No voy a oler mal con ellas?

No vas a oler mal porque la tela genera ventilación natural, por lo tanto, los olores que en los desechables se conservan entre las diversas capas de plástico no se generan aquí. De cualquier forma tienes que cambiar tus compresas cada tanto. Si no puedes lavarlas porque estás en un sitio público guárdalas en su estuche impermeable, bien sellado, para que no salga ningún olor y trata de lavarlas lo antes posible, así evitas que se percudan.
Cuando las tengas en remojo utiliza una tapa, esto es más discreto y evita olores, sobre todo si olvidaste lavarla la noche anterior.

¡Lávalas en sólo 3 pasos!

1. Remójalas con agua tibia sin jabón, puedes dejarlas en remojo durante unas horas en algún recipiente. ¡Riega tus plantas con el agua que queda de este remojo y descubre el poder de tu menstruación!
2. Lávalas profundamente con algún jabón biodegradable o neutro, ya sea a mano o en lavadora, con agua tibia. No utilices suavizantes pues reducen la capacidad de absorbencia del tejido. Tampoco recomendamos el uso de cloro. Si tienes alguna infección vaginal recomendamos que las desinfectes con aceite esencial de tea tree.
3. Extiéndelas mientras estén húmedas para que no pierdan su forma. Sécalas en sol o sombra.

¿Cómo las lavo o manejo en sitios públicos?

Lavarlas en sitios públicos suele ser complicado. Si sales mucho o viajas te recomendamos tener un estuche impermeable opaco para guardarlas después de usarlas hasta que puedas lavarlas en privado. Así no tienes ningún problema.