BLOG / Recuerda mirar la Luna esta noche

e8e19bc833b2dc61e7105c0eebdcd12b

Ilustración de Irana Douer

 

“Recuerda mirar la Luna esta noche” fue el consejo que me dio una vieja loba hace muchas lunas, desde entonces lo tengo presente, cada noche. ¿Tú la observas? La verdad es que puede ser una experiencia interesante si tienes plantas, si quieres sembrar algunos alimentos para tu consumo, o si deseas navegar en tus aguas profundas.

La observación de la Luna me ha introducido a otro tiempo, si alguna vez lo haz hecho por periodos prolongados, entenderás a qué me refiero, pues su ciclicidad permea nuestra percepción, llevándonos al encuentro de un ritmo que cada vez descubrimos más personal: un propio transcurrir del tiempo.

Incorporar la observación lunar al día a día no me fue tarea fácil al principio, he tenido que encontrar la forma de recordar en algún momento de la noche, voltear al cielo y descubrirla, distinta a la noche anterior. Fueron de gran ayuda algunos métodos para recordar mirar el cielo nocturno, con el paso de las lunas todo se fue puliendo e integrando en mí, y así la observación lunar me nació como un hábito  capaz de generarme  momentos de paz, regocijo, intimidad y misterio.

Un día, observarla ya era natural y cada noche descifraba los símbolos que se despertaban en mi inconsciente, noche tras noche.  Saberla cambiante me hizo sentir una profunda complicidad, y una noche me sorprendí hablándole, versando algún poema, confesando mi sentimiento, caminando con ella. Sé que te ha pasado a ti también, alguna noche de tu vida, le has danzado a la Luna con el corazón entero, aún cuando danzabas sin estar consciente de hacerlo.

Hoy es Luna nueva, la veo aunque en el cielo esté oscura, la percibo,  la siento en mí.  ¿La sientes tú? Los océanos sí, y toda la vida en la tierra también. En noches como esta descubro un gran tesoro que no es más que una memoria muy antigua, guardada dentro de mí, dentro de cada uno de nosotrxs: La Luna nueva, negra y misteriosa, es como un  gran caldero del tamaño del universo, y dentro del caldero está el abismo, el lugar donde todo se transforma. Mañana el abismo se iluminará y nueva vida nos nacerá.

“Recuerda mirar la Luna esta noche” y  la noche de mañana también y deja que tu observación germine en cada uno de tus días. Ya irás descubriendo tu propia aventura con ella, pero esta noche recuerda mirarla, estará oscura, dentro de ti, mostrándote sus misterios, tu misterio.

Abrazos lunares, sororales desde el corazón de La Niña Roja.

Luna Nueva Otoño 2016